lunes, 20 de noviembre de 2017

Marina Spataro, una sevillana de temer



Bajo la lupa.
Nombre completo: Gabriela Marina Spataro
Signo: Tauro con ascendiente en Aries (soy más Aries que otra cosa) y Serpiente de madera en el Horóscopo Chino.
Lugar de nacimiento: Buenos Aires
Un actor de teatro: No tengo alguien en particular, admiro a quien me conmueva.
Una actriz de teatro: Ídem.
Las tres mejores obras que vio últimamente: en general veo teatro del off y mucha música, me encanta el jazz y el tango.
Las tres mejores películas que vio últimamente: “La Cordillera”, “Fragmentado” y “Mamá se fue de viaje”.
Un Miedo: a la muerte.
Una Alegría: comer sushi con mi hija Violeta.
Algo que la defina: soy complicada.


De niña a mujer.
De chica me vivía disfrazando y mirándome en el espejo mientras mis papas dormían la siesta. Era fija que tenia q ser artista, o algo parecido, al menos de vez en cuando.

Artistas.
No tuve alguien en particular, pero me crié viendo a Carlitos Balá, Pepe Biondi, Olmedo y Porcel, Los Tres Chiflados, La Mujer Maravilla, Sandro y sobre todo (gracias a mi padre) vi muchas películas de cine nacional con grandes artistas como Mecha Ortiz, Roberto Escalada, Zuly Moreno, Tita Merello, y tantos otros grandes. Él me inculcó el gusto por el tango y las películas de los años 50, de aquí y americanas. Yo creo que mi influencia fue mi padre, sin duda.

“Carmen, la única”.
Es una historia de amor y pasión. El sueño de salir de una vida de riesgo, mugre, vida malsana, contrabando y prostitución para cambiarla por algo glamuroso y de alto poder adquisitivo. Pero es solo un sueño, no hay atajos. Y aparte está el gran tema del maltrato a la mujer. Esta es la segunda versión en la que yo participo de “Carmen, la única”. La primera vez me metí en el personaje de La Muerte, un personaje omnipresente, alguien muy oscuro y muy del estilo de García Lorca. Conozco a Juan Malpeli hace unos años y ya en ese momento me había seducido su gran talento, además lo que me sorprende y admiro de él es su maravilloso estilo de hacer y entender el arte, su capacidad de reinventarse todo el tiempo, así que siento que hago la obra por primera vez. Aunque esta versión es más cruda, más visceral.

En la piel de Frasquita
Ahora encarno el personaje de Frasquita de Pastia, una señora elegante, muy mentirosa, pretensiosa, manipuladora y por momentos bastante graciosa. Es la dueña junto con Lilas Pastia de una taberna en la ciudad de Sevilla. El lugar dónde se encuentran contrabandistas y ladrones para diseñar sus planes non sanctos.  Es la persona que teje y maneja a toda su gente para lograr sus objetivos materiales. La que “corta el bacalao” hablando en jerga sevillana. Creo que al momento de crear el personaje lo que prioricé fue divertirme, por eso en cada función es mi meta a conseguir.

Interpretar en teatro.
Siempre quise hacer algo de Lorca, cualquiera de sus personajes femeninos, también alguno de Tenesse Williams. De aquí, de los nuestros, algo de Carlos Gorostiza, Armando Discépolo, Tito Cossa, Gambaro, Tolcachir. Bueno, hay mucha gente que escribe increíble.

Cine y televisión.
Sí, hice publicidad en tv y en cine, una película dirigida por Leopoldo Minotti el año pasado, llamada Sobremesa, hermosa experiencia. También hace unos años, Extrañas salvajes con Emilia Máser y Víctor Laplace. Ahora me encantaría hacer alguna tira de ficción en TV.

2018.
Hasta ahora muy tranquilo, tengo proyectos también con Malpeli en teatro. Y me gustaría algo en cine.

Crítica “Carmen, la única”.
Nuevo elenco para esta obra que se reestrena tres años después de su intempestivo debut en el barrio de Abasto. Esta versión ya sin su realizador Juan Carlos Malpeli como protagonista, gana en agresividad y brutalidad. Una Carmen más extrema y explosiva en la piel de la actriz Annie Escobar, con Sebastián Olano en el papel de Don José, su enamorado más visceral y potente.

“Carmen, la única” es la adaptación teatral de la Opera de Georges Bizet, la cual Juan Carlos Malpeli la lleva a los suburbios de Andalucía para contarnos una historia de traiciones, amores, deseo, engaños y la sangre española que llora flamenco y morriña.

La obra cuenta con muy buenas actuaciones en todos sus niveles de protagonismo y con un vestuario de lujo para el teatro independiente. Escenas que nos recuerdan a las películas “Las cosas del querer”, “Camila”, “¡Ay, Carmela!” y “Volver”. España a pleno en diálogos que parecen realizados por nativos y no por actores que hacen de…

En “Carmen, la única” se ve muchas horas de trabajo grupal y muchas horas de cada uno aprendiendo la letra y encontrando el tono exacto de su voz. Y como en la periferia de lo central, el acierto de Pipo Bortondello, como un fantasma coreográfico que le pone intensidad o suavidad a la situación en acción.

Como siempre, Juan Carlos Malpeli viene a sacudir lo aplastado de nuestra cartelera porteña con obra que merecería mínimo el teatro Avenida. Espectacular puesta en escena.

Entrevista y crítica de Natalia González exclusivas para Teatro con Rouge.

viernes, 3 de noviembre de 2017

Ada García, efervescencia escénica



Bajo La Lupa.
Nombre completo: Ada Garcia.
Signo: Tauro.
Lugar de nacimiento: Capital Federal.
Un actor de teatro: Julio Chávez.
Una actriz de teatro: Érica Rivas.
Las tres mejores obras que vio últimamente: “Terrenal”, “La omisión de la familia Coleman”, “Toc toc”.
Las tres mejores películas que vio últimamente:no estoy encontrando muy buenas películas asi que me volqué mas  a las series mis preferidas fueron “Game Of Thrones”, “Homeland”, “13 Reasons Why” y “The Crown”.
Un miedo: A las mariposas.
Una alegría: Dormir y comer.
Algo que la defina: Siempre para adelante.

Inicios.
Desde chica me gusto el teatro, empecé a estudiar a los 11 años y nunca paré. Siempre me gustó mucho el cine.

Influencias.
No sé si influyeron pero me gustan mucho las películas de Tim Burton y el humor de los Monty Python.

“La lección prohibida”.
De esa obra no tengo muchos recuerdos pero si te puedo hablar de “La Gaviota” de Antón Chejov dirigida por Nicolás Perez Costa. La hicimos en el 2015/2016 en el teatro El método Kairós. Es un clásico hermoso, yo interpretaba el papel de Nina que es un papel soñado para toda actriz. Fue una gran experiencia con un grupo increíble.

“Trasbordada”
“Trasbordada” fue una gran sorpresa para mí, porque llegó cuando no la esperaba y es una alegría. Federico es un gran compañero, siempre atento a las necesidades y con buena onda. Como director te deja trabajar con libertad y eso después se ve reflejado en el escenario.

2017 y futuro.
Por el  momento seguimos con la energía puesta en “Trasbordada” que tenemos funciones hasta fin de año.


Critica "Trasbordada"
“Trasbordada” es graciosa pero también triste. Según nuestro estado de ánimo. Porque es la vida de una de nosotras a los treinta y pocos, luego de haber vivido muchas historias de amor en momentos diferentes de nuestras vidas. La evolución de su protagonista, Sabrina Mateos, es la evolución de cualquier mujer que haya tropezado con diferentes piedras, y aunque no haya repetido patrones, la vida se encarga de sorprendernos e incluso, mostrarnos lo más inverosímil para caer en la cuenta, que el amor para toda la vida, es pura utopía.

Sabrina Mateos es la protagonista en cuerpo, experiencia, anécdotas y risas. Porque ella cuenta su vida y las diferentes etapas que la trajeron a hoy, recibida de abogada, actriz y con una vida activa en curso. Su actuación en convincente de principio a fin porque no hace de ella, sino que compone un personaje que se va curtiendo a medida que progresa la obra. La secundan Federico Mini en el rol de todos los novios que pasan por su vida, Ada García y Ariel Cuño con personajes aleatorios que aparecen y desaparecen en la historia. El nivel actoral es superior. Por tratarse de una comedia, los cuatros cumplen con creces su profesión.

Mucho humor, mucha ironía, paréntesis discursivos para explicar lo mostrado y la versatilidad de Sabrina Mateos para desdoblarse en segundos de un personaje pasado al actual. Al final, el monólogo que todos esperábamos, en el que deja todo claro. Todos los momentos son contundentes, pero el comienzo, con su cabeza a punto de estallar es lo más logrado.

“Trasbordada” es ideal para las mujeres que estamos buscando lo imposible, las que intentamos conocer a ese príncipe azul que nunca llega mientras estamos con hombres terrenales que dan más dolores de cabeza que caricias. Recomendada para mujeres de todas las edades. Para las más chicas, que sepan lo que les espera; las de treinta y cuarenta para que se vean espejadas y las mayores, para que linkeen con sus experiencias.

Entrevista de Natalia González y crítica de Sofía Silberman para Teatro con Rouge.




lunes, 11 de septiembre de 2017

Sofía González, entre el amor real y el ideal



Bajo la lupa.
Nombre completo: Sofía González.
Signo: Tauro.
Lugar de nacimiento: Ciudad de Buenos Aires.
Un actor de teatro: Oscar Martínez.
Una actriz de teatro: Mercedes Morán.
Las tres mejores obras que vio últimamente: "Ojo por ojo" de Augusto Fernandes, "Othelo" de Gabriel Chamé Buendía y "Terrenal" de Mauricio Kartún.
Las tres mejores películas que vio últimamente: "La llegada de Denis Villeneuve", "Mad Max: furia en la carretera" de George Miller y "Mundo jurásico" de Steven Spielberg.
Un Miedo: Arañas.
Una Alegría: Viajar.
Algo que la defina: La intensidad.


Inicios.
Siempre amé actuar. Cuando era niña leía todo el tiempo, miraba películas y encontraba excusas para hacerles pequeñas dramatizaciones a mi familia o amigas. Ya más grande fui por otros rumbos y exploré carreras como antropología, historia, maestra jardinera. Mientras tanto estudiaba actuación con diversos maestros, pero sin verlo como una posibilidad profesional. Luego de terminar la carrera de historia y de trabajar por muchos años en educación inicial, tuve una sublime crisis existencial donde acepté que mi vocación es actuar.

Actores y actrices.
Meryl Streep, Mercedes Morán, Cate Blanchet, Jessica Lange, Oscar Martinez, Javier Bardem, Anthony Hopkins, Daniel Day Lewis, Tom Hanks, y muchos más.

Trabajo.
No vivo del teatro, más bien diría que de la televisión, cine y publicidad. También soy profesora de nivel inicial y trabajo media jornada como coordinadora pedagógica en una Escuela Infantil.

Primera obra “La Comadreja”.
La recuerdo como un proyecto hermoso, realizado entre compañeros y amigos comprometidos. Era una historia de 6 personajes, que eran 3 parejas. Mi personaje era Clara, una abogada en vías de separación. Su pareja era un músico que la engañaba con su mejor amiga. Era un drama muy interesante.

Televisión y cine.
Cada formato es un mundo diferente y cada mundo tiene sus propios códigos. El teatro tiene la adrenalina del “aquí y ahora”, la necesidad de resolver cada cosa que suceda en el escenario. En el teatro sos la principal responsable de que todo pase como tiene que pasar. Entonces te ofrece la posibilidad de desplegar todo lo que estuviste trabajando. En el cine o la televisión, el director y el editor tienen la última palabra. De todas maneras la tarea es siempre la misma; crear personajes verdaderos. En el teatro lo podés hacer más a lo grande, en lo audiovisual por lo general tenes que adecuarte a algo más limitado. Pero cada formato ofrece la posibilidad de trabajar sobre tu oficio y tu paleta expresiva.

“La música del viento”
"La música del viento" es una historia de amor entre dos personas aparentemente opuestas. Julia es una porteña académica y Pedro es un vaqueano con estudios primarios. Es una historia profunda, conmovedora y divertida que Merceditas Elordi imaginó y llevó adelante con habilidad. Merceditas tiene muchas herramientas como persona de teatro y las sabe usar con destreza. Además, es una persona generosa y comprometida, y logróconformar un equipo de trabajo que disfruto cada día más.

Su personaje Julia Ottar.
Julia Ottar es  una porteña acomodada llena de prejuicios. Dedicó su vida a los estudios y tiene dos carreras de grado, dos maestrías y ahora está haciendo su doctorado. Su marido es un científico de renombre. Es dedicada, comprometida, ambiciosa y trabajadora. Para construir el personaje empecépor investigar y observar personas del mundo académico. Qué les interesa, cómo se comportan, de qué manera hablan, entre otras cosas. Luego fui jugando con la caracterización externa mientras iba explorando el interior del personaje. Sus reacciones, pensamientos y emociones profundas, mecanismos de defensa, actitudes ante diversas situaciones, etc.

Proyectos.
Empecé a ensayar "La patada del camello", una obra de teatro que escribimos con Sandra Criolani y en la que actuamos juntas. A su vez, siguen las grabaciones de "Soy Luna" donde hago de Lily Benson. También se estrenó "Un gallo para esculapio" donde soy Miss Flavia, una maestra jardinera. Por otra parte, en la Escuela estamos preparando el acto de fin de año que es una muestra de teatro y danza.

Crítica “La música del viento”.
Respeto, comprensión y nuestro apoyo a Julia Ottar, la joven investigadora científica interpretada por Sofía González. Porque quién de nosotras alguna vez no sintió parecido. Más de una vez nos habremos visto perdidas en ese laberinto sentimental, del que sólo se sale probando.

En “La música de viento”, Merceditas Elordi nos pone en esa encrucijada amorosa. Nuestra vida terrenal, objetiva, clásica y tranquila, versus lo nuevo, el fuego, la pasión y lo brutal, en el mejor sentido de la palabra. Mientras tanto, nuestro trabajo, nuestro progreso y nuestras obligaciones.

El vestuario de ambos se contraponen como así también sus realidades. Patricio Paz hace de Pedro Cantero, un lugareño que conoce como nadie los misterios de Atacama. Y quién mejor que nuestra aristocrática heroína para sucumbir a su sabiduría regional.

Como directora Elordi convierte el escenario del teatro El patio de actores, en un sofocante desierto, con sus destempladas noches. Pero más allá de su correcta unión de escenas y diálogos interactivos, se destacada en la dirección personal de Sofia Gonzalez como protagonista y de Patrio Paz como su ayudante. Ella construye desde adentro hacia afuera y se observa en recuadros inolvidables como cuando hace sonar la música del viento o se sientan a comer algo en la parrilla.

Todas las mujeres que se denominen autónomas en lo emocional, deberían conocer a Julia Ottar. Porque desde su autoridad profesional, evidencia los claroscuros de su corazón. Una dualidad femenina que pocos hombres conocen, a pesar de sentirse conocedores de nuestra alma.

Entrevista y crítica son propiedad exclusiva de Natalia González para Teatro con Rouge.